Saltear al contenido principal
+569 54648099 +569 94527306 contacto@ccjuridica.cl

¿Tienes que cumplir  una instrucción ilegal como funcionario(a) público(a)?    

Por Carlos Flores C. [Publicado 24 de junio 2020]

¿Qué hacer si se me imparte una instrucción ilegal como funcionario(a) público(a)?           

Siempre ocurre que en los  servicios públicos  las jefaturas impartan a los funcionarios públicos instrucciones ilegales e irregulares ya sea por desconocimiento de la norma legal o por acoso laboral.

En este artículo señalaremos qué dice la ley a propósito de esto y cuáles son las medidas que debes tomar para protegerte en un caso de este tipo.

¿Qué dice la ley?

El estatuto administrativo en su título III, de las obligaciones de los funcionarios, el art. 61, establece una deber del funcionario “obedecer las órdenes impartidas por el/la superior jerárquico”.

Con esta norma, que ocurre entonces cuando la jefatura o la autoridad máxima de la institución entrega una orden con una instrucción irregular o ilegal.

Son dos caminos que el funcionario en términos prácticos realiza, el primer dice; el  funcionario lo realiza sin emitir pronunciamiento, puesto que desconoce que sea ilegal o tiene temor a desagravios por  parte de la jefatura, y lo realiza de todos modos.

En el segundo, el funcionario se opone a la instrucción bajo el riesgo de una anotación de demerito, aunque sea ilegal o irregular, ya que tal vez nadie se enteró que tenía este carácter.

Lo otro que puede ocurrir, es que esa  instrucción genere un daño, y se inicie un sumario administrativo, que al ser investigadas y sancionadas, lo más seguro se imputen toda la responsabilidad administrativa a ese funcionario y este no se exonere por señalar que cumplió una instrucción.

De todos modos, y en definitiva son todos eso casos injustos para el funcionario, cuando se trata de una instrucción ilegal o irregular con el propósito que sea.

¿Qué se puede hacer entonces para evitar una sanción y poder defenderse en caso de instrucciones ilegales?

En el  Estatuto Administrativo en su artículo 62 tratan de resolver estos asuntos creando un forma de protección “En el caso a que se refiere la letra f) del artículo anterior, si el funcionario estimare ilegal una orden deberá representarla por escrito, y si el superior la reitera en igual forma, aquél deberá cumplirla, quedando exento de toda responsabilidad, la cual recaerá por entero en el superior que hubiere insistido en la orden. Tanto el funcionario que representare la orden, como el superior que la reiterare, enviarán copia de las comunicaciones mencionadas a la jefatura superior correspondiente, dentro de los cinco días siguientes contados desde la fecha de la última de estas comunicaciones”.

Entonces si la instrucción es ilegal o irregular, debes plantear por escrito tu desconformidad, y expresando que la consideras ilegal.

Y si la jefatura ratifica la orden de igual forma, se deberá cumplirla, pero quedando exento de responsabilidad administrativa.

No obstante podemos ver que este mecanismo de protección no es del más adecuado a la realidad, ya que en por lo general, las jefaturas en algunos casos lo toman personal y comienza una persecución laboral.

Sin embargo es aquí, en esta parte crítica, donde el funcionario debe evaluar muy bien los efectos que puedan generar la acción u omisión que involucre esta instrucción, y en definitiva calcular todos los escenarios que aquí se mencionan, ya que hay casos en los cuales es mejor resguardar la seguridad personal o de otros, y además siempre observar estrictamente el principio de probidad.

Por ello te recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos.

Siempre deja por escrito todas las instrucciones que te imparta. Hay dos formas, dependerá si la instrucción es oral o escrita. Si la instrucción es escrita lo adecuado es responder en el mismo  correo señalando tu disconformidad, y expresando que la consideras ilegal o irregular, aunque no se tenga certeza de que es realmente es  ilegal o irregular, ante la dura siempre en mejor preguntar, puesto que la jefatura puede tener más conociendo de la norma, esperando la reiteración de la jefatura posteriormente.

Y en caso de que la instrucción sea verbal, el funcionario debe enviar un correo señalando la instrucción enuncian lo mismo del en inciso anterior de este texto, esto con el objeto de dejar registro de la instrucción, puesto que esta situación es aún más crítica.

Esto será de gran utilidad en la defensa de eventuales sumarios administrativos o investigaciones sumarias, y eventualmente en los Tribunales de Justicia.

Presenta en tu correo que la instrucción te parece ilegal o irregular, esta recomendación está vinculada al deber que tienen la jefatura de aclarar a sus funcionarios de que la instrucción es legal, incluso ellos pueden desconocer la norma, y así tiene a posibilidad de realizar la consulta al equipo jurídico o recursos humanos de la institución.

En este punto además  invito a que la redacción se haga en términos imparciales con palabras positivas y asertivas, de esta forma evitas que la  jefatura piense que es un tema personal, y esta situación sea un crecimiento para el equipo en general.

En caso de que igualmente no sea bien recibido por presentar tu duda respecto a legalidad de instrucción, será ya responsabilidad de tu jefatura dar explicaciones en la Contraloría General de la República o Tribunales de Justicia en caso de investigaciones, denuncias o demandas, inclusive cuando tengas que presentar tu caso a  la junta calificadora y defender tu calificación o cuando reclames por falta de fundamentación de tu desvinculación, siempre pueden servir estos antecedentes.,

Volver arriba
Buscar